Si preguntan por mi colección, debo decir incompleta, felizmente incompleta, si un día se completa no podría coleccionar más.
Conjugando modelos de factoría reciente y no tan nuevos, hasta llegar a antiguos con más de 50 años, vamos a repasar los autos que circularon por nuestras calles entre los años 1950 hasta entrados los 80´s, un legado humilde para quien me siga, o simplemente ir dejando huella...

sábado, 17 de junio de 2017

Renault 12 Alpine (1978) - Milena Rose 1:43


Hacer deportivo al Renault 12, una respuesta demorada de Renault Argentina frente a la competencia, Dodge ya llevaba versiones nerviosas del 1500 como el GT90 y el GT100, Fiat por su parte sacaba jugo al 128 con IAVA y al 125 Potenciado... Peugeot tenía el 504 TN... Quizá disponer del Torino Coupé dentro de la línea Renault los hizo mirar a otro lado.
Pero en los 70s había una casta de vehículos medianos de altas prestaciones que hacían sombra a los grandes, vehículos ágiles, deportivos si se quiere, que marcaron un segmento en el mercado y Renault no estaba, ya que el doce en su versión TS si bien se lo considerada robusto, duro, aguantador... tenía un motor manso, ideal para uso citadino pero insuficiente para uso mas agresivo.


Mucho Renault 12, ya que comparte mucho con las versiones que se venían ofreciendo... casi todo... Dejando lo especial bajo el capot: directo de Renault Francia la tapa Alpine con nuevos múltiples de escape y admisión, otra carburación, distribución, mas consumo de combustible y se logran esos hermosos 110 HP y 170 Km/h.

Quizá la tapa Alpine es la nota: A diferencia de las versiones deportivas de otros fabricantes que exigían los motores que venían ofreciendo para lograr un poco más de potencia, Renault ya contaba con este desarrollo de la casa matriz sin tener otro trabajo que adaptarlo al 12 local.

Quizá por eso, a chapa pelada, como dicen que ven los hombres de pelo en pecho (en referencia a los que no les importa el color del auto en absoluto) lo mas llamativo es la protuberancia del capot para poder albergar todas esas modificaciones con perfume francés.


Lo demás sería tarea de rutina, adecuar suspensiones, adecuar los cambios... adecuar, adecuar, adecuar... Hasta le adecuaron una gráfica exterior que es una de las más notables de la industria automotriz argentina.
Hoy es uno de los autos más exóticos en el parque automotor, no se puede tener un Alpine con sólo desearlo. En principio por que fueron una serie limitada y si sumamos que fueron sacrificados por el deporte (Rally) donde fueron cosechados como ostras para sacarle a cada uno su perla (la tapa Alpine) nos quedamos con número de sobrevivientes muy limitado.


Sin que me pida nada le confieso: es una de las unidades que más deseaba desde que empecé a coleccionar años atrás. Valga como muestra de que son cosas que no llegan rápido y que coleccionar es una tarea de años... Y que me faltan años todavía...

Pero... Recién ahora? Más de una vez se me cruzó por la cabeza seguir el camino de los fanáticos de Renault en general y del Renault 12 en particular: Hechar mano a un Renault 12 de cualquier fabricante, modificarlo... pintarlo... encargar las calcas al agua... Y con suerte lograr uno.

Pero el caso particular del Alpine es que su gráficas son doradas (como el de las fotos), sino en gris metalizado si se tiene la unidad azul o roja. Ahora piense en una calca al agua hecha con impresora en tono dorado... o gris metalizado... sea la impresora que sea uno empieza a suspirar con gusto a pérdida, hay limitaciones técnicas.


Entonces es hora de hablar del modelo. Quién es este muchacho? Es un réplica hecha a mano, la caja dice Milena Rose PARIS, un modelo extremadamente delicado y prístino.

Uno lee Milena Rose y se queda pensando en que verdaderamente SI EXISTE la diosa de los coches a escala, la mujer ideal que cualquier entusiasta imagina tener: Aquella que lo espere con un auto de éstos todos los días hecho con sus propias manos. Estar viendo TV y que ella se asome y le diga: "Lo quieres celeste o negro al Alpine?" y uno contestando que quiere los dos y además el rojo...

"Ahh que suerte tienen algunos!" usted dirá pero lo voy a dejar tranquilo: Con mucha, PERO MUCHA, suerte en lugar de asomarse Milena se asomará Frederic Cross.


Frederic Cross fabrica modelos desde 2011. Si se consideran los años que tienen los fabricantes industriales y otros mas artesanales es un emprendedor joven.

Por esos años se dedicó a los autos británicos bajo la marca SILAS MODELS.
Silas es el sobrino... Milena Rose es la sobrina... Ambos viven en Seattle, les mando un afectuoso saludo si por casualidad estan leyendo esta nota.
MILENA ROSE se distingue de Silas Models por que se dedica a vehículos franceses... Seguramente será una adorable dama... Nosotros nos quedamos sin la diosa del diecast...

Frederic... If you make Argentine cars please name them CABO REYES.

Soy mezquino para confiar el pseudónimo, pero si el Sr. Cross hace esto modelos qué lujo sería tener un Rastrojero... Uno ya fantasea con la cajita: En lugar de "Milena Rose - PARIS" que diga "Cabo Reyes - Córdoba"


Frederic construyó 100 Renault 12 Alpine Negro Báltico/ Dorado. Las primeras 50 unidades fueron para el ACMA RENAULT (Club de coleccionistas de autos en miniatura Renault, con sede en Francia) Las otras 50 fueron comercializadas bajo la marca Milena Rose como edicion limitada y numerada... Mi Renault 12 es el número 12, coincidencias dicen.

El hermano de este Alpine es la versión Azul Cosmo/ Plateado de ése se hicieron 70 unidades y si se los piensa juntos en una vitrina son dinamita.


No fué pensado para el mercado argentino, fué pensado quizá como exotismo para coleccionistas europeos, con más detalles presentes de los que uno recuerda, se siente bien en el alma trascender fronteras con estas viejas glorias locales.


El modelo viene en una base sobria con placa metálica, muy linda, dió pena quitar el modelo de la misma para las fotos.
Una vez que se tiene el modelo en la mano la primera sensacion es el peso ínfimo del mismo, otra el brillo descomunal, todo lo refleja y una huella dactilar queda marcada al mínimo toque.
Así, con cuidados infinitos, y sujetándolo de las ruedas se manipuló el modelo para fotografiarlo.


La cantidad de fotos que fueron descartas sobrepasan a la de cualquier otro modelo, el brillo extremo de la miniatura juega una mala pasada con los reflejos. En la foto de arriba, la parrilla luce extraña en las partes metálicas y no es un defecto, es el reflejo de mis dedos en la misma, pongo esa foto adrede para mostrar hasta donde tuve que tener cuidado.


Buscando la profundidad del Negro Báltico me encontré reflejado en más de una foto, ésta imagen nos muestra el techo en estado puro, sin que salga un despeinado Cabo Reyes y su cámara.
Las transparencias perfectas, al punto que los interiores se aprecian con una facilidad pocas veces vista.


No requiere ninguna acrobacia a los que me tienen acostumbrados otros modelos, simplemente apuntar y disparar. Mucho ayuda el interior luminoso hay que decirlo.


El detalle cromado en los burletes del parabrisas y la luneta trasera no es habitual, es algo poco visto, menos con la perfección que tienen los de este Renault 12 Alpine.

Le siguen los goteros y los picaportes de puertas con brillo de cromo, no plateado.

También pueden verse los limpiaparabrisas en un espesor imposible.


 Y volvemos a pensar... Hand Made, hecho a mano... manos maestras...


Magníficent Renault 12 Alpine!



domingo, 11 de junio de 2017

Fiat 128 CL1300 Europa 1978 - Autos Inolvidables Argentinos


Plato fuerte, lo que no significa que sea grande. El Fiat 128 es un auto de culto en Argentina sin hacer distinción de sus variantes: Desde el primero con faros redondos que respeta el diseño original hasta el último, el Súper Europa que era una versión adecuada a los gustos de los años 80s con abundancia de plásticos.
Aquí Salvat nos extiende una mano y nos da el Europa en una realización muy digna, un modelo bastante completo, si uno lo mira bien lo único que le falta es la antena de la radio.


Decir que le falta la antena de la radio es una forma meritoria de reconocer que el resto esta bien?
Pues si.
Por lo general la antena de la radio se busca luego revisar unos cuantos checks tanto mas importantes como dimensiones, ópticas, ruedas, detalles en carrocería, ensamble, interior... Si todo esta correcto y en su justa medida vamos por la antena de la radio... Si nos acordamos...


En rigor, hacer un auto argentino de los ochenta es buscar un auto de los 70s darle los detalles propios y "actualizar" detalles como lo hizo la terminal con el auto real. Así este 128 luce estos complicados paragolpes de transición, de fuerte carácter metálico, un tanto más voluminosos pero no tan macizos, es decir con un poco menos de espesor.
Lo principal: la banda de goma reemplazando las uñas. Diseño limpio, se acabaron las uñas y por extensión las barandas cromadas.


Le seguiría la parrilla con barras horizontales enmarcando ópticas rectangulares en los extremos, basta de faros redondos y parrillas negras. Los guiños migraron al paragolpes.


Por atrás también recibio nuevas ópticas, se repite la fórmula de adelante con el mismo resultado.


Aquí entra en debate si los sucesivos aggiornamientos del 128 son obras maestras del diseño o es el auto cuyas dimensiones pequeñas y formas básicas se adaptan a cualquier estilo.
El auto genérico, en su concepción básica de tres cuerpos dibujados con elementos geométricos simples se parece un 128 de perfil.


Uno lo mira y es como un papel en blanco, si a éste mismo Europa que vemos, decimos por ejemplo que vuelva a tener ópticas redondas pues... sacar esa parrilla y poner la anterior es suficiente.
Por otro lado el "upgrade" exterior del viejo 128 a éste no revestía mucha dificultad salvo los guiños delanteros que estaban alojados en los guardabarros...


Lo más relevante era su nuevo tablero que cambiaba mucho el aspecto interior. Por las butacas... las butacas de los Fiat 128 fueron y serán la mayor obra maestra del engaño:


Inconcebibles al día de hoy, aún es un misterio como sus apoyacabezas pueden siquiera llegar a la mitad de la espalda de una persona.
Con butacas que tenían el respaldo con la altura propia de una silla de heladería... La añadidura del apoyacabezas significó una prolongación del respaldo a la altura de una silla mas decente... Pero nunca llego a la cabeza de una persona mayor de 12 años.
Igual la seguridad vial de 1978 se limitaba a no pasar el semáforo en rojo en zonas céntricas (y en el barrio dentro de lo posible...)

Antes de la llegada de éste Fiat 128 de Salvat había tres formas de acceder a uno, siendo la primera y más económica buscar un flamante Zastava 128 de color celeste y parrilla negra, antecesor directo de éste modelo, de origen yugoslavo en principio, luego serbo-italiano... Ignoro el nombre de la colección original que se vendía por aquellas latitudes digamos (por decir) "Nuestros queridos Zastavas"


Muchos de esos modelos llegaron a la Argentina y fueron despojados de sus insignias tampografiadas para tener un lindo Fiat Europa sin insignias.


Le sigue un Fiat Europa hecho por Neo Scale Models, varias veces tentado de adquirirlo pero a un precio que fácilmente quintuplica el costo de un modelo de Salvat, llegando a multiplicarlo por diez dependiendo del vendedor.


Meses después Neo toma el Europa y vuelve a editarlo, ahora es más específico: Uno de color blanco y patente argentina, se trata del Fiat Europa que compró Maradona, su primer auto.
En la base no disimulan su intención y ponen "Fiat 128 CL 1982 Maradona" Así, con poco, se vende por unos euros más. Si el anterior tentaba, el de Maradona tentaba más.


Ahora si se aprecian los de Neo y se vuelve sobre el de Salvat verán las pequeñas diferencias de calidad: picaportes, insignias, profundidad de la parrilla delantera...


Haciendo una analogía con el consumo de combustible, pasados los 100 km/h cada 10 km/h que se va más rápido aumenta de manera significativa el consumo y el costo por kilómetro.


Aquí, el Europa de Salvat serían nuestros 100 km/h y para tener mejor parrilla, picaportes e insignias no es un poco más de dinero... El costo se multiplica de forma desmedida.


Ahora sí lo ve lindo?


Magníficent Fiat 128 Europa!




En la vida de un hombre, hay tres personas importantes de las que depende. Una es la mujer, la otra persona es el peluquero y la tercera es el mecánico, a los tres les brinda fidelidad por su dependencia.
El orden de importancia depende de cada uno, yo en particular dejo al peluquero en el tercer puesto.

Pero mi mecánico es una institución, su taller es un templo de la rusticidad y viejas glorias. Cuando uno entra clava la mirada en el rincón donde habitan el escudo del Club Atlético Talleres, un póster amarillento de Silvia Peyrou y una vieja radio blanca manoseada con grasa de auto.
Todo el rincón es custodiado por una cucaracha que se adivina gorda en vida, colgando de un hilo de telarañas y girando sobre su eje hacia un lado y hacia el otro... Así, desde 1994 que entré por primera vez.

Silvia Peyrou ya es vieja amiga mía, eterna en su tanga, me brindó consejos para llevarme bien con mi mecánico que es de la vieja escuela. Él entiende que el ritual de sanación del auto lleva dos partes fundamentales: la primera es arreglar el auto y la segunda es la charla mística con el cliente... Es un equilibrio divino que no debe romperse, cuidado, si el cliente no charla hay que cobrarle mas caro y si charla mucho y lo entretiene se cobran sólo los repuestos.
Así en épocas de vacas flacas la rotura de mi auto llevaba implícita un pago al mecánico y horas de charla para la quita correspondiente. 
Una vez compartí "quirófano" con un Fiat Europa impecable, mi mécanico para darme su parecer sobre el Europa y por extensión a muchos Fiat me dijo lo siguiente:

"Imaginate ser Favaloro, abrís el pecho de una persona para una cirujía a corazón abierto y encontrás la zapatilla del tipo al lado del cuore"

Luego caminó entre los autos hasta el Europa apoyándose en el capot...

"Para mí, el corazón del auto está acá! "

Luego levantó el capot y se quedó mirando la rueda de auxilio... 


domingo, 4 de junio de 2017

Renault 18 GTX II (1987) - Autos Inolvidables Argentinos


Versionando el Renault 18, efectivamente no es el primer 18 en escala que llega a mis manos, tampoco el modelo representa al auto tal como fué presentado a finales de los 70s.
Para algunos evolución y para otros estancamiento, el 18 corría la suerte de toda esa camada de autos nacidos a principios de los 80s de verse antiguos en poco tiempo. Para Renault el 18 ya no tiene el "rinde" del setentoso Renault 12 que se seguía vendiendo a la par e incluso se siguió vendiendo posteriormente luego de la partida de este auto.

Pero que fué el 18? Ni bien salió al mercado era un mediano-grande, como un doble apellido:

Grande por parte del Renault 12 que era ahora un mediano-chico

Mediano por parte del Torino que ocupaba el lugar de grande a secas.

Cuando dejó de fabricarse el Torino paso a ser el auto grande de Renault hasta que incorporó el Renault 21 aunque este último ya resultó demasiado grande para el gusto local.


También dependiendo del punto de vista era la berlina de la Fuego... O la Fuego era la versión coupé del 18... Siendo esta última la más posible teniendo en cuenta la fecha de presentación de cada modelo.
Igual, si quiere mantener la duda piense que las fechas de presentación no guardan relación con las fechas de diseño y desarrollo.


Auto aspiracional de los 80s en la Argentina, fué protagonista de un duelo recién a partir de la segunda mitad de esa década ya que hasta 1986 aproximadamente la Coupe Fuego y la Coupé Sierra XR4 opaca toda otra rivalidad. Suponer un debate entre un Renault 18, Peugeot 505 y un Sierra 4 puertas era por definición secundario.

Los de Renault fueron prácticos con el Renault 18 durante su historia, apuntaban a la Fuego y por lógica visual el 18 se favorecía, compartía partes mecánicas, ruedas e interior, algo tan bueno como la Fuego imbatible en TC2000 pero con 4 puertas, listo para una familia de buenos ingresos.


Así llegamos a este (RENAULT) (18) (GTX) (II). Trato de escribirlo así, entre paréntesis, tratando de emular las insignias del baúl para que vean la longitud de la nomenclatura del mismo.
Como si se tratara de un alimento, estaría cerca de un código de barras donde "Renault 18" te describe de que comida se trata y "GTX II" que tan cerca de su vencimiento está.
Efectivamente, para llegar a esa nomenclatura primero fué necesario un TX y luego un GTX, así llegamos a este GTX II, la fruta madura mas sabrosa... Luego vendría el TX Gamma 92 que marcó la salida del 18 de producción: Estaba rancio para los 90s.


Volvamos al GTX II, el modelo bien luce un spoiler trasero negro con fines estéticos que causó furor por esos años, la colita de pato, la aerodinamia de masas.
Primero fué el Renault 11 que realmente mejoraba su línea que terminaba en una estéril forma de huevo junto con la Fuego, luego siguió el 18.
La competencia no se quedó atrás y el Peugeot 505 recibió su colita de pato...


Ese alerón abrió un universo paralelo de matemáticos de barrio y túneles de viento mentales, pero sobre todo dió nacimiento a la próspera INDUSTRIA ARGENTINA DE ALERONES TRASEROS!

Que auto tiene señor? Un Dodge 1500 1978? Tome! Aquí tiene su alerón!

Quién sigue? 

Yo! Tengo un Opel K180!

TENGA!

Se hizo alerón para todo auto existente en el mercado, chico mediano o grande, del año que sea, la experiencia se repetía hasta el infinito: Comprar el aleroncito, colocarlo, un buen pique y una curva rápida en ruta... Nada había cambiado. Pero se seguían vendiendo, el germen del Tunning había prendido.

Por otro lado El Renault 18 GTX II incorporaba computadora de abordo. Otro punto, decir computadora en 1987 era pensar en consolas con teclado que se conectaban al TV y generalmente no hacían nada relevante, quizá el uso mas digno fue como consolas de videojuegos pero nunca, NUNCA, una computadora hogareña pudo cumplir con otra tarea con cierta dignidad.
Se hablaba de computación, no de informática. Computación con olor a electrónica, esa mezcla extraña de radiograbador con una calculadora y brujería.


A lo que llamaban computadora de abordo en el Renault 18 GTX II pues era ni mas ni menos un pequeño dispositivo con un par de botones. Te ofrecía la hora, la temperatura exterior, calculaba la velocidad promedio y consumo de combustible previo paso de llenar el tanque y poner a cero dicho aparato.
Poco? Mucho? Y eran los 80s, lo poco se vendía como mucho y en algunos casos, sobre todo en computadoras eran esfuerzos grandes que siempre terminaban en poca cosa. Aunque tener un control de autonomía digital es meritorio realmente.

El modelo


Si por casualidad... Digo... En este momento... Se encuentra leyendo algún coleccionista infante con gorrito de hélice y su Renault 18 rojo en la mano repita esto:

"Juro solemnemente por el Santo Patrono de los Autitos cuidar las INEDITAS ruedas de éste Renault 18"


Pues de todo lo que viene mostrando este Renault 18 sus ruedas son lo mas preciado, no hay antecedentes de las mismas y sepa que antes de éste modelo para lograr tener un Renault 18 "decente" había que comprar DOS modelos, un Renault 18 (español o colombiano) sacarle las llantas de chapa de TRES tuercas y comprar un Coupé Fuego para conseguir las llantas de aleación y ponérselas al 18... les quedaba algo así:


Si mi amigo.... No es fácil dormir sin sueño.


Ya no vamos a hablar de las matrículas, si se supone que es de autos argentinos no vamos a maravillarnos con eso, menos cuando vamos por el fascículo 18.
Pero sí vamos al segúndo elemento inédito que es la parrilla con su franja color carrocería en su parte superior, tiene muy buen aspecto y un realismo notable con esa delicada línea plateada en el borde.


Seguimos de festejo, las ópticas traseras en tres tonos, un avance si se recuerda que el Renault 12 las trajo completamente rojas.
Las lineas de los paragolpes te dejan un 18 de calidad fotográfica cuando se lo vé de lejos.

El espejo no es tan sólo un plástico negro, algo que en el mundo de coleccionables de bajo costo resulta moneda corriente.

Como se puede apreciar a simple vista es un modelo con dotes, lo que se diría un lindo modelo, ofrece mucho.

Puntos flojos? Cuál es la mala nota de este Renault 18? Ante todo hay que recordar que de todos los Renaults 18 que tuvimos es uno de los más difíciles de reproducir, sólo superado por la Edicion Limitada de dos tonos.
la complicación del alerón trasero es innegable, el elemento plástico que apenas cae a los costados no siempre se encuentra con la tampografía que simula su continuacíon, me inclino a pensar en que la tampografía esta un tanto atrasada:


Otras fallas ya de paladar negro son el tablero, que se agradece en color negro por que no es el correcto, el GTX II llevaba uno mas amplio.


Las butacas que lucen "chatas" en sus respaldos como si fueran asientes "genéricos" cuando este auto llevaba unas butacas de ensueño con protuberancias a sus lados en la zona lumbar.


Por último los vidrios laterales no son muy cristalinos y algo blancuzcos.


Fallas esperables debido a su condición de modelo económico pero insisto, nada para tirarse de los pelos. Lo que importa y mucho es el exterior en estos casos y la nota en ese rubro fué alta.


En resumen, el alerón fué voluntarioso, hasta ambicioso considerando la sutileza del encastre que demanda, ahora de ver tanto detalle uno termina extrañando las líneas de los desempañadores traseros, lo demás es solo tos y se cura rápido.


Magníficent Renault 18 GTX II !





El otoño es mi estación preferida, no me agrada el clima cálido, tampoco el frío. Usted se preguntará por qué no la primavera... La primavera es de un clima templado tirando a cálido y mi amado otoño es templado tirando a frío.
Ese clima hace amaneceres frescos y húmedos. Los que atesoramos unos porrazos en nuestros años de vida lo sentimos en los huesos...  Pero el tabaco, vicio maldito, tiene un sabor inigualable.

Así en una de estas mañanas de otoño salí a cambiar el Renault 18, caminando por veredas frías y transpiradas. Doña Chepa me atajóe media cuadra antes de llegar al puesto de diarios:

-Don Reyes! ¿Me puede llamar al Benji que no me hace caso?

Miro a Doña Chepa y miro en el jardín del frente al Benji, perro mestizo, mediano tirando a chico, color café con leche, rabo enrulado para un costado y upite negro...

-BENJI! Camine adentro!

El perro giró la cabeza y cruzó la calle al trote torcido como si fuera un Fiat 128 mal enderezado. Pasó por mi lado ignorándome y cuando pasó por el frente de Doña Chepa entrecerró los ojos... Efectivamente la miró con odio. 
Luego le meó el geranio y se fué a sentar a la puerta para mirarnos con odio... A los dos.

-Ay este Benji! Sinceramente no sabría que hacer sin él! - Decía Doña Chepa - Ahora que llega el frío me da calorcito a los pies...

Es cuando bajé la mirada y le miré los pies a Doña Chepa: Un ramillete de juanetes en cuero curtido parcialmente momificado, cayos plantales atroces que podrían rayar el piso si se sacaba las ojotas... Volví la mirada al Benji... no se le borraba la cara de odio a ese perro.


Seguí mi camino al puesto de diarios con mi Renault 18 sin paragolpes, claro que un tanto menos indignado, Benji me dió un lección de vida, pobre bicho le espera un invierno dando calor a los horrorosos y semimomificados pies de Doña Chepa y uno haciéndose lío por que "El señor recibió su Renault 18 sin paragolpes" Seamos serios, Benji nos dió una bofetada de realidad: Hágase hombre y agarre el Renault 18 roto carajo!



Claro! Fácil decirlo cuando te cambiaron el 18 por uno sano! Y si, tuve la suerte por eso doy un breve repaso de roturas observadas y posibles soluciones:

Nos ponemos los lentes de lectura y buscamos algún 0800, fuí a dar con el Service de Ariston que al menos una respuesta directa ofrece:

-Mi Renault 18 no tiene luces delanteras.
-Verifique si su Renault 18 esta conectado a la red de energía domiciliaria y esta en posición ON.

-Mi Renault 18 no tiene paragolpes.
-Verifique si su Renault 18 esta ubicado en un lugar aireado y fresco, no exponga su Renault 18 a temperaturas mayores de 40ºc

- Mi Renault 18 no tiene alerón trasero.
- Accesorios pueden variar de acuerdo a la ubicación geográfica, si usted vive en la Polinesia Francesa viene sin la huevera de la puerta.

-Mi Renault 18 vino sin neumáticos.
-No intente abrir el producto, desenchúfelo y llame al servicio técnico.

Parece un chiste, pero mejor no hablemos de las respuestas verdaderas a reclamos verdaderos, para eso está Facebook.

Vamos al grano y en serio: Le tocó un Renault 18 roto.

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que NO ESTAN ROTOS, sino con faltantes.
Parece una estupidez pero no es lo mismo arreglar que completar, completar es un tarea de segundos y arreglar es una tarea que puede llevar horas.

Que hacer si le toca un Renault 18 roto, lo primero, simple y recomendable, pedirle al del puesto de diarios que te lo cambie. Se sabe que el tipo tiene unos cuantos Renault 18 guardados para otros clientes, que el roto se lo lleve otro, el que lo retire al último, el que peor pague... pero usted no.

Los otros están rotos? Bueno, elege el mas "completable" primero elije el que le falta espejo retrovisor, es fácil hacer uno casero, luego el que le falten los limpiaparabrisas, son un tanto mas difíciles de hacer pero se puede, luego al que le falta el alerón, puedes hacer uno de plástico negro...

Ya cuando el faltante son paragolpes, neumáticos, parrilla y ópticas delanteras debe respirar hondo y saber que debe comprar otro, de dos hacer uno... o comprar uno de reventa bueno pero que no llegue al precio de los dos modelos.
Pero si es difícil comprar uno como hago para comprar dos? Piense que busca un Renault 18 con faltantes, muchos no querrán llevarlo.

Que beneficio tiene comprar dos Renault 18 y sacar uno? Pues bien, piénselo así: Tiene dos Renault 18 con faltantes, de uno saca y completa el otro y se queda con un juego de llantas para cambiarle a una Coupé Fuego cuando guste... O piense en un Renault 9 Edición Limitada, va a necesitar ESAS ruedas... GUARDE, guarde repuestos, butacas, ruedas, vidrios, ni se imagina la cantidad de modelos que podrá mejorar en el futuro...